Ejes Transversales y su justificación


A petición de los usuarios les publico  la justificación de la aplicación de los Ejes Transversales

EJE TRANSVERSAL LENGUAJE

La inclusión del Eje Transversal Lenguaje en el diseño obedece a su importancia para la vida y la formación integral del individuo como ser social ubicado en un contexto cultural determinado. Asimismo, obedece a un contexto educativo donde se observan deficiencias alarmantes en el uso del lenguaje. Así lo reflejan los resultados de los egresados de educación básica quienes no poseen las destrezas necesarias para la correcta utilización y la compresión del lenguaje oral y escrito, lo que amerita una atención de esta problemática desde las distintas áreas académicas del currículo.

El hombre mediante el uso del lenguaje es capaz de tomar parte en procesos sociales de entendimiento que le permitan afianzar su propia identidad, interactuar en una sociedad específica y compartir una misma cultura. A través de la comunicación los individuos pueden desarrollar acciones que propicien transformaciones sociales. La oportunidad de dialogar, criticar, discernir y consensuar proporciona oportunidades para reflexionar y cuestionar, eliminar prejuicios y valoraciones preconcebidas. En el proceso de la comunicación es posible que los individuos cambien sus propias opiniones o construyan otras que podrían ser introducidas a nivel social a partir de la actividad comunicativa y del consenso entre los individuos.

Las ideas antes señaladas, aplicadas al campo educativo, propenden al desarrollo de un modelo cuyo objetivo es crear situaciones óptimas para que se dé el diálogo intersubjetivo (horizontal) en un ambiente que promueva la igualdad y la democracia. Un proyecto educativo, entonces, ha de concebirse como un acto de entendimiento y de elaboración conjunta de todos los elementos involucrados en el proceso educativo.

El enfoque comunicativo establece que es necesario explicitar lo que se ha llamado el “currículo oculto” de tal manera que los participantes en el proceso educativo puedan fijar posición sobre el modelo de sociedad y persona que se desea lograr. La educación, desde esta dimensión, es responsable de la atención al contexto sociocultural en el cual se desarrolle la acción escolar. Esta concepción sociopedagógica está en sintonía con las orientaciones que se formulan para la enseñanza de la lengua y como fundamento del eje lenguaje en la nueva propuesta.

La importancia del lenguaje en la vida es obvia: gracias a él se adquiere un conjunto de experiencias que permite la conformación y desarrollo del individuo como ser social identificado cultural y afectivamente con su comunidad regional y nacional. En este sentido, es misión fundamental de la escuela enriquecer el conocimiento lingüístico que posee el niño al desarrollar sus capacidades para apropiarse progresivamente de los variados usos del lenguaje impuestos por la cultura en la cual se desenvuelve.

Así, las orientaciones que se proponen en el eje lenguaje parten de un enfoque comunicacional – funcional (Ver programa de Lengua y Literatura) que exige atender la variedad de usos verbales y no verbales que se utilizan en situaciones concretas de comunicación: satisfacer necesidades materiales, intercambiar ideas, expresar puntos de vista, expresar su curiosidad acerca del por qué de las cosas, transmitir mensajes, manejar el lenguaje de las normas e instrucciones, inventar mundos posibles a través de la palabra oral o escrita, leer imágenes e ilustraciones, mapas, gráficos, señales, jugar con las palabras… Es necesario, por lo tanto, que el maestro cree ambientes propicios, diseñe estrategias didácticas que estimulen la potencialidad comunicativa de los alumnos.

Ubicados en esta concepción, se privilegia, didácticamente el trabajo en equipo como medio para fomentar el sentido de solidaridad y responsabilidad, el respeto a las ideas ajenas, la capacidad para evaluarse y evaluar a los demás, la capacidad para planificar actividades, capacidad para procesar conocimientos y participar activamente en su propio proceso de aprendizaje. Condiciones indispensables para formar ciudadanos democráticos, críticos y participativos.

El eje transversal lenguaje, junto con los otros ejes, promueve la integración de todas las áreas del currículo. Este hecho contribuye a la organización de actividades que favorezcan la participación del niño en procesos de observación, análisis, síntesis, comparación, clasificación, inferencias, parafraseo, anticipaciones… sobre la base de situaciones que permitan su crecimiento intelectual, afectivo y social. Esta integración exige que el niño maneje contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, indispensables para su desenvolvimiento posterior, no sólo en otros niveles educativos sino también en la vida.

Es indispensable acotar que el español de Venezuela ha de ser la variedad lingüística en la que se fundamentarán las actividades que se planifiquen en el Proyecto Pedagógico de Plantel y en el Proyecto Pedagógico de Aula. Esta variedad es la que han internalizado los niños en el contacto cotidiano con los miembros de su comunidad. Es la que usan para comunicarse. Además de este factor eminentemente pedagógico y psicológico, debe destacarse la importancia ideológica de esta concepción: el reconocimiento del español de Venezuela y sus distintas variedades como afirmación de identidad regional y nacional.

En síntesis, el eje transversal lenguaje, en conjunción armónica con los otros ejes, tiene como propósito la formación de hombres y mujeres que comprendan que el intercambio comunicativo debe fundamentarse en valores esenciales: el respeto a las ideas ajenas, la afectividad, la claridad en la expresión de mensajes coherentemente organizados, la adecuación del lenguaje al contexto de uso, la conciencia de la validez de los usos lingüísticos como expresión de la libertad a que tiene derecho todo ser humano. A continuación se muestran las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Lenguaje

EJE TRANSVERSAL LENGUAJE

DIMENSIONES ALCANCES INDICADORES
Comunicación
  • Respete las normas y valores inherentes al intercambio comunicativo en la familia la escuela y la comunidad.
  • Aprecie los usos lingüísticos característicos de la comunidad a la que pertenece como expresión de su identidad.
  • Valore la importancia comunicativa del lenguaje
  • Aprecie la literatura como un valor estético que representa un saber y un pensar social.
  • Valore la importancia de los roles de escritor y lector en la interacción comunicativa escrita.
  • Comunicación y cambio social.
  • Comunicación, convivencia, solidaridad, responsabilidad.
  • Comunicación y autoestima.
  • Comunicación e identidad nacional.
  • Comunicación e identidad regional.
  • Comunicación e identidad personal.
  • Comunicación y lenguaje.
Producción
(hablar y escribir)
  • Exprese interés por la producción de textos orales y escritos coherentemente organizados.
  • Valore la importancia de los roles de hablante en la interacción comunicativa oral.
  • Tome conciencia de sus capacidades críticas al opinar sobre problemas de su entorno.
  • Evalúe su actuación y la de otras personas en situaciones comunicativas.
  • Valore sus capacidades personales para crear textos orales y escritos.
  • Valore la importancia de la gestualidad en la comunicación oral.
  • Valoración de los procesos hablar y escribir.
  • Producción textual y creatividad.
  • Producción lingüística y capacidad crítica y reflexiva.
  • Producción lingüística y coherencia.
  • Producción lingüística y contexto socio-cultural.
  • Producción lingüística y gestualidad.
Comprensión
(escuchar y leer)
  • Aprecie la lectura como instrumento para obtener información y como medio para ampliar el conocimiento del mundo que lo rodea.
  • Disfrute la lectura como medio de recreación.
  • Valore la importancia de prestar atención al contenido del mensaje oral.
  • Aprecie la importancia del seguimiento de las normas e instrucciones al compartir actividades lúdicas o laborales.
  • Aprecie la importancia de la lectura de materiales propios del lenguaje no verbal: mapas, gráficos, imágenes, ilustraciones, señales de tránsito.
  • Tome conciencia de los procesos de la composición escrita.
  • Valoración del proceso oír-comprender-responder.
  • Valoración del proceso leer-comprender.
  • Lectura y autodesarrollo.
  • Lectura e imaginación.
  • Lectura, información e investigación.
  • Lectura, contexto escolar y contexto familiar.
  • Lectura y lenguaje no verbal.

EJE TRANSVERSAL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

La incorporación del Eje Transversal Desarrollo del Pensamiento en el Diseño Curricular de Educación Básica, obedece al bajo nivel intelectual detectado en los alumnos ya que carecen de un conjunto de herramientas y de habilidades necesarias para el adecuado procesamiento de la información, la resolución de problemas, la transferencia de conocimientos, la toma de decisiones, entre otros.

En respuesta a esta situación, el Eje Desarrollo del Pensamiento permite considerar, en todas las actividades que se realicen en la escuela, el desarrollo de habilidades cognitivas y actitudes que propicien el uso adecuado de la información para tomar decisiones e interactuar efectivamente en el medio socio-cultural. Asimismo, este Eje Transversal persigue el propósito siguiente: asignarle tanta importancia a los procesos como a los contenidos. Se intenta así, erradicar la presencia de informaciones inconexas y enseñar a pensar con rigor lógico, creatividad y claros referentes. Se trata de sistematizar el desarrollo de procesos que conceptualmente están presentes en las áreas académicas del currículo venezolano pero que en la práctica no se enfatizan. En consecuencia, se diluyen en el quehacer educativo

Tal como plantea Palladino (1997), en la primera etapa de la Educación Básica no se deben encauzar los aprendizajes de las diferentes áreas a la consecución de especialistas en las mismas. Nadie pretenderá en estos niveles enseñar historia, lengua, matemática, estética, para formar profesionales en estos campos, es decir, ninguna de estas materias constituye una finalidad en sí misma, sino que todas ellas constituyen uno de los medios para alcanzar otras finalidades, entre las que podemos destacar el desarrollo de la capacidad de pensar y desenvolverse adecuadamente en el mundo que nos rodea.

Al intentar el desarrollo del pensamiento, se pretende que los niños, al culminar la Primera Etapa de Educación Básica, se interesen en saber las respuestas a diversos planteamientos y en reproducir conocimientos, pero interesa aún más la actitud que se asume cuando no se conocen las respuestas y la producción de conocimiento con cierta autonomía intelectual. Para el desarrollo social es importante tener estudiantes que sean creativos, atentos, reconozcan discrepancias y averigüen causas sobre los fenómenos, erradicando las actitudes pasivas de aceptación sin crítica, donde el docente plantea problemas con soluciones inmediatas.

Los educadores tienen la gran responsabilidad de propiciar el desarrollo del pensamiento en los estudiantes, suministrando condiciones, experiencias que conduzcan a valorar la acción inteligente, creativa y racional. Las conductas inteligentes pueden ser enseñadas, practicadas y aprendidas. (Perkins, 1995).

El tratamiento del eje “Desarrollo del Pensamiento” contribuirá a formar una sociedad que responda a un avance social y tecnológico, por tanto estará orientado a alcanzar las siguientes finalidades:

  • Propiciar la capacidad general que tiene el hombre para actuar intencionalmente,
  • pensar racionalmente e interactuar creativa y eficazmente con su medio, (comportamiento inteligente).
  • Desarrollar habilidades para procesar información que conlleve a la toma de decisiones y a
  • la resolución de problemas científicos, sociales y cotidianos.

A continuación se muestran las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Desarrollo del Pensamiento


EJE TRANSVERSAL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

DIMENSIONES ALCANCES INDICADORESz
Pensamiento Lógico Identifique características, propiedades y relaciones entre elemento usando todos los sentidos.
Encuentre aspectos comunes y no comunes entre ideas, objetos y procesos.
Regrese al punto de partida en un razonamiento y tome conciencia de las diferentes alternativas que pudo haber considerado.
Exponga razones y conclusiones usando inducción, deducción e inferencia.
Profundice conocimientos en la comprensión de una situación global Secuencie eventos.
Planifique hechos futuros.
Describa sucesos con palabras.
Observación.
Descripción.
Clasificación.
Seriación.
Comparación.
Analogía.
Reversibilidad.
Razonamiento.
Análisis.
Síntesis.
Nociones de espacio y tiempo.
Pensamiento Efectivo Analice situaciones, estableciendo pasos que puede realizar.
Plantee estrategias diferentes antes de abordar la solución de problemas.
Comprenda las instrucciones de un trabajo antes de comenzarlo.
Esclarezca metas y planifique estrategias de solución a los problemas.
Explore estrategias de solución a problemas. Considere consecuencias de las acciones antes de comenzar..
Plantee varias formas de resolver problemas. Considere los puntos de vista de otros.
Considere posibilidades alternativas.
Emita juicios.
Genere productos, soluciones y técnicas (ingeniosas, propias).
Transforme en palabras sus ideas.
Describa qué sabe y qué necesita saber.
Describa su plan de acción en diferentes actividades
Revise sus trabajos en función de criterios que debía seguir (normas, reglas, modelos, etc.).
Solicita datos para apoyar conclusiones o suposiciones de otros.
Plantee problemas caracterizados por el condicional “si”.
Explique sus acciones en términos de analogías con experiencias anteriores.
Transfiera los aprendizajes.
Establezca prioridades básicas.
Se mueva desde una actitud “yo puedo” hacia el sentimiento “yo disfruto”.
Muestre independencia en la resolución de problemas.
Actuar bajo incertidumbre..
Control de la impulsividad.
Flexibilidad del pensamiento (divergente).
Conciencia del pensamiento (metacognición).
Creatividad.
Crecimiento en el deseo de la exactitud.
Pensamiento crítico.
Aplicación de conocimientos a situaciones nuevas.
Solución de problemas.
Análisis de diferentes alternativas en las mismas situaciones.

EJE TRANSVERSAL VALORES

La presencia del Eje Transversal Valores en el Diseño Curricular del Nivel de Educación Básica se justifica por la crisis moral que caracteriza la época actual. En Venezuela es motivo de preocupación la pérdida progresiva de valores que se observa en los diferentes sectores que conforman nuestra sociedad.

En este sentido, una educación en valores debe promover cambios significativos que conduzcan a la formación de un ser humano capaz de desenvolverse en una sociedad pluralista en la que pueda, de una manera crítica, practicar como norma de vida la libertad, la tolerancia, la solidaridad, la honestidad y la justicia.

Diferentes autores, en distintas épocas, han tratado de definir qué son los valores. El tema por ser de gran complejidad, ha sido, es y será objeto de polémica y discusión. Sin embargo, hay consenso en que los valores son realidades que permiten al hombre ubicarse a sí mismo en relación con los demás. Son tan importantes que llegan a ser condiciones esenciales de la vida humana.

Los valores son una abstracción propia de la mente humana. La belleza, por ejemplo, no “es” pero “existe”. Los valores manifiestan sus propiedades en sí mismos pero requieren siempre de algo o de alguien en que encarnarse; los valores son distinguibles entre sí por su contenido propio y comparativo. Manifiestan jerarquías que cambian por circunstancias históricas o causales y pueden distinguirse por su propio contenido.

En fin, los valores son aprehensibles en la experiencia pero no por la razón. Por otra parte, a todo valor corresponde un anti valor que es un valor de signo negativo. Esto es conocido como un “hecho” que impone una polaridad. Para entender un valor en sus diferentes manifestaciones e interioridades se requiere, por oposición, conocer el anti valor, por ejemplo: el respeto versus el irrespeto, el aprecio versus el desprecio.

Los valores se clasifican y se jerarquizan. Además, para los efectos de los currículos escolares debemos decir que se aprenden y se “internalizan”, es decir, se adquieren por la experiencia, pero se concientizan cuando se aprenden por la conducta.
Esto permite proporcionar la primera regla para la educación de los valores en el contexto escolar: deben irse “internalizando”, en el proceso de la enseñanza a medida que el niño, el adolescente o adulto los “experimenta en su propia vida”. Por ejemplo, el amor versus el desamor, la seguridad versus la inseguridad. No se puede hablar de valores de una forma teórica, sin un contexto, sino a partir de situaciones de la vida real.

De allí se desprende una segunda regla: “la concientización” de los valores debe partir de la consideración del “yo” para llegar al “nosotros” en la medida en que el desarrollo evolutivo de la persona lo exija. Aquí se hace necesario destacar que el aprecio por sí mismo, natural en todo ser humano, debe educarse como un valor a partir del auto respeto. El que aprende a respetarse a sí mismo e internaliza este valor, crea las bases para su éxito en la vida.

La tercera regla para propiciar la internalización de los valores es la de lograr una paulatina identificación del “yo” con el mundo exterior, de manera tal que pueda ser entendida por el educando en la medida en que sus experiencias le vayan planteando interrogantes. Así por ejemplo, en el niño, el proceso de socialización primario se presenta al descubrir el egoísmo frente al altruismo, el amor frente al desamor.

La cuarta regla es la búsqueda del aprecio de los valores positivos en contraposición a los antivalores. En este sentido, se hace necesario sensibilizar al educando para que diferencie unos de otros y para que manifieste, en su comportamiento, que ha comprendido el poder creativo de los primeros frente al poder destructivo de los segundos.

La quinta regla es complemento de la segunda, pretende lograr el hábito de la reflexión sobre la importancia que los valores tienen en nuestra propia existencia al condicionar, estimular o entorpecer los propósitos que nos proponemos como metas que deben desarrollarse en los educandos.

Por lo antes expuesto, se precisan algunas orientaciones que pueden facilitar la planificación escolar:

  1. Un estudio y análisis del contexto socio – cultural en el cual se ubica la escuela, en forma tal que el educador pueda señalar los valores que orientarán el diseño de los proyectos de plantel y de aula.
  2. Una racionalización y jerarquización de los valores con los cuales puedan establecerse relaciones sin desvirtuar el objetivo propio de cada área. Así, por ejemplo, el trabajo en equipo es ocasión oportuna para atender en cada una de ellas, valores relacionados con el respeto a las ideas ajenas, la solidaridad, la disciplina…
  3. Los valores se irán consolidando progresivamente. En una primera fase se enfatizará en los valores personales, sin descuidar los valores sociales y los que corresponden a la identidad nacional. Estos últimos se internalizarán y racionalizarán en fases sucesivas.

La escuela debe ser el complemento del hogar, el lugar donde se contribuye de manera sistemática a formar el aprecio por los valores. Cuando las condiciones familiares del niño no sean favorables, la responsabilidad de la escuela aumenta considerablemente. En cualquier caso, la escuela debe ser inteligentemente dirigida, celosamente cuidada y meticulosamente evaluada. El niño viene a la escuela desde su hogar, pero vive inmerso en una sociedad que lo condiciona implacablemente, por lo que el aula y el ambiente escolar deben permitirle lograr dos cosas:

(a) Un ambiente donde pueda tener sosiego para sistematizar sus conocimientos, analizar sus conductas, meditar sobre sus exigencias, apreciar sus valores y formular comparaciones y opiniones críticas.

(b) Una colectividad escolar que sea ejemplar en todas sus manifestaciones pero esencialmente en la conducta de sus directivos y docentes, de sus administrativos y obreros, y que ello se manifieste en su apariencia física externa, en su organización interna y en la armonía de sus relaciones humanas tanto dentro de la escuela como fuera de ella.

Los valores que se proponen en la reforma curricular atienden al contexto sociocultural venezolano y fundamentalmente a los consagrados en la Constitución Nacional de la República de Venezuela y en la Ley Orgánica de Educación. Se aspira así lograr la formación integral del estudiante y la continuidad de nuestros valores culturales e históricos, razón primordial de nuestra existencia como país.

A continuación se muestran las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Valores

EJE TRANSVERSAL VALORES

DIMENSIONES ALCANCES INDICADORES
Respeto por la vida Aprecie la autoestima y la seguridad en sí mismo como condiciones inherentes a la naturaleza humana.
Se acepte y se respete a si mismo para aceptar y respetar a los demás.
Respete y cuide su cuerpo mediante hábitos de vida saludable.
Demuestre una actitud responsable y crítica frente a la incitación al consumo de sustancias que ponen en peligro la vida.
Aprecie y respete los recursos que brinda la naturaleza.
Sea sensible ante los problemas sociales y económicos que afectan la calidad de vida de los seres humanos.
Autoestima.
Respeto por el ambiente.
Biofísico y social.
Hábitos de vida saludable.
Espíritu comunitario.
Libertad Sea autónomo en su actuación.
Emita juicios críticos.
Demuestre ser auténtico como persona.
Manifieste seguridad al formular opiniones.
Acepten las críticas que le hacen.
Sea justo al evaluarse y evaluar a los demás.
Demuestre capacidades para tomar decisiones.
Autonomía en la actuación.
Pensamiento crítico.
Capacidad de decisión.
Capacidad para evaluar.
Autenticidad personal.
Solidaridad Sea sensible ante el dolor ajeno y problemas de la comunidad.
Colabore en las tareas propias de su entorno y de su hogar.
Colabore en la conservación del ecosistema.
Manifieste espíritu cooperativo en la realización de trabajos en grupo.
Actitud cooperativa.
Sensibilidad social.
Conservación del ambiente.
Responsabilidad en el trabajo.
Convivencia Coopere en el logro de objetivos comunes.
Respete las normas sociales, las leyes y las ideas ajenas.
Respete la diversidad.
Exprese capacidad para el diálogo en la resolución de conflictos.
Respete a los mayores y minusválidos.
Manifieste sentimientos de amor hacia la naturaleza y a los seres humanos de su entorno y de la sociedad en la cual vive.
Tolerancia.
Trabajo cooperativo.
Actitud de diálogo.
Respeto a las normas.
Respeto a las personas.
Amor por sus semejantes.
Honestidad Valore la honradez como norma de vida.
Manifieste coherencia entre lo que dice y lo que hace.
Sea sincero consigo mismo y con los demás.
Sea responsable ante los compromisos contraídos en la escuela, en la familia, en la comunidad.
Cumpla con las tareas asignadas en el hogar, la escuela y la comunidad.
Honradez.
Sinceridad.
Responsabilidad.
Cumplimiento.
Identidad Nacional Valore las tradiciones y costumbres de su comunidad, de su región y de su país.
Exprese interés por conocer los recursos naturales propios de su comunidad, de su región y de su país. Aprecie las manifestaciones artísticas de su comunidad, de su región y de su país.
Reconozca la importancia de los personajes históricos que han contribuido al crecimiento y fortalecimiento de nuestra identidad.
Reconozca la importancia de las personas que contribuyen al desarrollo de Venezuela y a su proyección en el exterior.
Amor a la Patria.
Orgullo de ser venezolano.
Identificación con su país .
Identificación con su región.
Identificación con su comunidad.
Perseverancia Demuestre constancia para lograr el éxito en la actividad emprendida.
Demuestra capacidad para superar dificultades.
Valore la perseverancia de nuestros Libertadores para lograr la emancipación de Venezuela.
Constancia.
Superación de dificultades.


EJE TRANSVERSAL TRABAJO

El trabajo debe concebirse como parte de la vida del hombre. Es la expresión pura del hacer, ya que mediante la acción se identifica con lo que él hace o produce y participa, además, en el entorno donde vive. En Venezuela, es necesario implantar un nuevo paradigma de trabajo que permita considerarlo como actividad humana la cual exige el ejercicio de las mejores virtudes de la persona.

Desde esta perspectiva, se incorpora en el Diseño Curricular del Nivel de Educación Básica el Eje Transversal Trabajo, con el fin de lograr en el estudiante una formación integral fundamentada en el hacer, inspirada en los valores democráticos básicos necesarios para la vida, gestores del bien común y de una convivencia que le permita la participación activa y solidaria en la sociedad a la cual pertenece.

El enfoque del Trabajo, como eje transversal, debe estar presente en todas las áreas académicas que integran el currículo de la Primera Etapa del Nivel de Educación Básica, en la cual se hace énfasis en la Valoración del Trabajo, la exploración y orientación vocacional. En tal sentido, el trabajo en la escuela debe estar vinculado con la realidad, sin constituirse en un simple apéndice de contenidos teóricos. Las experiencias de trabajo que se incorporen en el currículo, deben tener un propósito de exploración de habilidades e intereses y de aplicación en la comunidad que circunda al estudiante, tomando como base los conocimientos de la ciencia y la tecnología.

La calidad de la escuela está ligada íntimamente con la calidad de la pedagogía que la misma propone. Cuando se dice que toda educación debe estar imbuida del trabajo, se está afirmando que el trabajo es el lugar, el espacio, el contexto donde ha de desenvolverse la práctica educativa.

A aprender se aprende haciendo, observando, probando, manipulando, construyendo, recreando. Así, las aulas se transforman en talleres y todas las actividades tienen la intencionalidad de producir algo significativo y útil. Se fortalece así, la creatividad, participación, curiosidad, responsabilidad comunitaria, el interés por la obra bien elaborada y el servicio. Valores que el estudiante debe vivir y disfrutar en el contexto educativo.

La preparación hacia el trabajo implica elevar la capacidad para comprender y aplicar nuevos conocimientos; esto es una condición que garantiza la calidad de vida, de esta manera se puede transformar el concepto de trabajo – producto de la herencia cultural- que el venezolano tiene en la actualidad (Uslar Pietri, 1995).

Sólo se aprende a trabajar trabajando. Por lo tanto, es de urgente necesidad “enseñar a aprender”, “enseñar a ser” y “enseñar a hacer”. Una adecuada educación hacia el trabajo induce a aprovechar bien el tiempo, a ser disciplinado, responsable y organizado, a trabajar cooperativamente, resolver creativamente los problemas, seguir instrucciones y procesos, buscar calidad del producto, valorar al trabajador y reconocer que el trabajo debe estar siempre al servicio de la persona humana.

Cabe destacar que la Educación Básica es un nivel de educación general, por lo tanto, no puede ni debe tender a formar mano de obra específica para puestos de trabajo, ya que su prioridad está en el desarrollo integral del ciudadano vinculándolo al mundo del trabajo a través de la escuela. (Rodríguez, 1995).

Sin embargo, la experiencia de trabajo real es necesaria para que los estudiantes posteriormente sepan desenvolverse en la sociedad y puedan comprender las relaciones sociales (Schwartz, 1986). Por eso, es preciso integrar los contenidos teóricos con los de la vida cotidiana.

La Educación para el Trabajo “implica y exige la realización de experimentos para comprobar lo que se dice, la demostración en el terreno, la aplicación de los conocimientos teóricos a la solución de los problemas de la realidad, la observación directa, la manipulación de instrumentos, la vivencia directa de las situaciones, la participación en el trabajo de organización y funcionamiento de la escuela, la familia y el aula” (Rodríguez, 1995 p. 303).

De acuerdo con las ideas de esta autora, el Eje Transversal Trabajo aspira que el educando valore el trabajo como actividad que dignifica al hombre, aprecie sus ventajas al aplicar los conocimientos científicos y tecnológicos para mejorar su calidad de vida, defienda el trabajo cooperativo como un paso para el autoabastecimiento y vea con claridad la relación que existe entre sus intereses habilidades y las oportunidades, educativas y ocupacionales que le ofrece el ambiente social en el cual se desenvuelve. A continuación se muestran los énfasis, las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Trabajo

ÉNFASIS DEL EJE TRANSVERSAL TRABAJO EN LA PRIMERA ETAPA

En esta etapa los aprendizajes presentan un alto nivel de interrelación entre las diferentes actividades dirigidas a la satisfacción de necesidades.

Formación de hábitos, actitudes cuidado personal y autoestima.

Manipula materiales equipos, herramientas y otros instrumentos para la realización de trabajos creativos.

Mantiene y organiza útiles y trabajos escolares

Adquiere conocimientos en procesos elementales de trabajo y uso de materias primas


EJE TRANSVERSAL TRABAJO

DIMENSIONES ALCANCES INDICADORES
Valoración del trabajo Valore el trabajo del entorno familiar, escolar y comunitario.
Valore la perspectiva laboral de los padres que integran la comunidad escolar.
Valore las ventajas del trabajo cooperativo para adquirir y producir conocimientos.
Vivencie la satisfacción del trabajo y el deber cumplido.
Familia y trabajo.
Entorno escolar y comunitario.
Trabajo cooperativo y solidario.
Satisfacción del trabajo.
Calidad y productividad Reconozca el “hacer” como la manera de experimentar, aplicar y comprobar lo que se dice, (aprende haciendo).
Estimule su capacidad creadora como factor importante para la reconstrucción del país.
Transfiera los conocimientos teóricos y prácticos ejecutando procesos básicos de trabajo (medir, cortar, trazar, pesar, untar) en la solución de problemas y satisfacción de necesidades.
Asuma el trabajo como medio para lograr mejoras en las condiciones personales de vida en el contexto escolar, familiar y comunitario.
Planificación del trabajo.
Trabajo en equipo.
Capacidad creadora.
Satisfacción de necesidades.
Mejoras en la calidad de la vida.
Labores y ocupaciones Reconozca la presencia del trabajo en todas las actividades humanas.
Vincule la teoría con la práctica en la adquisición y comprensión del conocimiento (aprende haciendo).
Interrelacione el pensamiento y la acción, la teoría y la experiencia, el trabajo manual con el intelectual en todas las áreas del saber.
Vinculación de la teoría con la práctica
Interrelación del pensamiento y la acción.
Perspectivas laborales.
Visión de la realidad laboral e industrial del país. Analice, desde sus propias inclinaciones, las diversas posibilidades laborales que le ofrece el contexto comunitario.
Ejerza el derecho a la libertad y a la autonomía sobre la base de las aptitudes que lo caracterizan como persona.
Busque significación a lo que hace y aprende.
Trabajo y compromiso social.
Sistematización de tareas.
Derecho a la libertad y a la autonomía.

24 de enero de 2011 | Autor: Mabel Gutierrez | Currículo Básico Nacional
Etiquetas: , ,

Los comentarios están cerrados.