Los docentes debemos enseñar con amor a nuestros los niños


maestraa

En las aulas de clase existen una diversidad de caracteres, encontramos niños tranquilos, inquietos y otros que son niños con conductas disruptivas,   muestran una conducta incontrolable muchas veces, pero los trastornos de la conducta van más allá del mal comportamiento y la rebelión. En los casos de trastornos de la conducta, el niño o el adolescente muestran comportamientos hostiles, agresivos o desordenados.

Los signos de advertencia pueden incluir:


  • Dañar o amenazar a otras personas o a sí mismos
  • Hacer caso omiso a las sugerencias que se les dan.
  • Dañar o destruir las pertenencias ajenas
  • Mentir o robar
  • No tener buen rendimiento escolar, faltar a la escuela
  • Rabietas y discusiones frecuentes
  • Hostilidad constante hacia las figuras de autoridad

Todas estas actitudes se notan con mucha frecuencia en el aula de clase en alumnos que tienen conductas difíciles de manejar y el docente tiene que buscar estrategias fundamentadas en los valores de respeto y tolerancia que les permitan mantener la disciplina en el aula

Los niños generalmente reconocen cuando el docente es cariñoso y naturalmente a ese es que el niño se acerca con mas facilidad, es la oportunidad que se tiene para poder corregir esa actitud que muestran durante las actividades escolares

Muchas veces viví la experiencia de niños con conductas bastante difíciles pero con cariño y un poco de atención se ven resultados sensacionales.  Les puedo contar anécdotas que se me presentaron, independientemente el grado y en diferentes oportunidades en las cuales se observaron cambios notables en su conducta y en su aprendizaje.

Considero de suma importancia el trato que se le da al niño, eso no significa que se les permita hacer lo que quieran dentro del aula, solo orientarlos, asignarles responsabilidades, darles de vez en cuando un abrazo, felicitarlos por sus logros, reconocer sus avances delante de los demás, hacerles un guiño y una sonrisa cuando hacen algo agradable, colocarles notas de felicitaciones en sus actividades, nunca cosas negativas, resaltar sus habilidades sin menospreciar a los otros niños.

Son interminables los detalles que podemos tener con nuestros alumnos recuerden que son nuestros hijos, están con nosotros muchas horas.

No olviden que debemos tratar a nuestros alumnos como tratariamos a nuestros hijos, les aseguro que muchas cosas cambiaran en el aula.

28 comentarios en “Los docentes debemos enseñar con amor a nuestros los niños

  1. Hola
    Mabel
    Cordial Saludo
    es laimera vez que entro a a la pagina y me llamó mucho la atención soy docente de grado tercerito mi preocupacion es que yo suelo ser muy cariñosa con los niños pero siento que aveces me falta como autoridad con los estudiantes, me preocupa esto yo amo mi carrera agradezco al alticimo por ella pero ¿nose si es mi voz o soy demaciado flexible,deseo con el corazon ser una gran docente agradezco tu concejo
    gracias

    1. Hola Ana recuerdo unas palabras de mi profesora Egla en la Universidad en aquellos tiempos cuando estudiaba, nos decía, los docentes debemos ser agridulces con los niños, mucho amor pero en el momento de ser firmes, pues serlo, puedes ser amoroso, pero sin permitir que eso te amerite desorden en el salón,

Los Comentarios están cerrados.