Conflictos en el aula


9b3

Nuestras aulas de clase están prestas a conflictos entre los alumnos, como la perdida de un lápiz, borrador o sacapunta delante de nuestros ojos y muchas veces  no sabemos como solucionar esta situación, por que se escapa de nuestras manos, colocamos sanciones, pero siempre se repite este desagradable hecho  en unos grados más que en otros.

De igual manera en la hora de recreo, se presentan conflictos entre los niños, que Pedrito le pegó a una niña, golpeo a Carlitos. Luego al llegar al aula nuevamente continua el disgusto, que uno se burla del otro, distraen el grupo y parece que el salón se divide en dos partes.

Estas situaciones tienen en común que los conflictos vividos , en cada caso, impidieron el desarrollo de las actividades de enseñanza-aprendizaje, por que todas estos conflictos requieren de la atención del docente.

Sin embargo, un conflicto puede y debe transforarse en una situación de aprendizaje, es una oportunidad educativa que beneficie a todos los involucrados.

Como todo proceso, la construcción de la identidad requiere de la interacción entre el niño y el medio ambiente en este caso, el escolar. Sin duda que la coherencia con las normas familiares sería de gran ayuda para la incorporación de la buena disciplina en el aula.

De no tratarse el conflicto oportunamente,  se puede instalar entre los niños el  maltrato y un consecuente clima de tensión. Debemos aprovechar esta situación para trabajar con los valores, en este caso con el  respeto.

Una opción es, luego de resolver el conflicto, organizar espacios para considerar junto con los alumnos, como es la convivencia entre los miembros del grupo y qué podrían hacer para mejorarla.

Involucrar en los proyectos de aula, los valores, para reforzar las debilidades que existen en el aula.

Los valores y las normas se aprenden a través de los ejemplos de las personas que rodeen a los niños, por eso es importante que los maestros ,padres y representante demos  el ejemplo a los niños.

Los Comentarios están cerrados.