Matemática y los niños


20080604112346-231304a

Matemática y sociedad:

Desde siempre,  la matemática en su rol formativo e informativo, la escuela ha transmitido conocimientos matemáticos con la finalidad de desarrollar el pensamientos de los niños. Sin embargo, y como todos los sabemos, en la escuela de hoy existe una nueva dimensión que llegó para quedarse, atravesandola en toda su extensión. Me refiero específicamente a la dimensión social de la enseñanza de la Matemáticas.

Desde esta perspectiva es obvio, entonces que la enseñanza de la matemática supere la actualidad su tan conocido, “aspecto instrumental” para construirse en un conocimiento necesario a fin de comprender y de enriquecer otros campos del saber humano.

En esta área del conocimiento es imprescindible puntualizar la necesidad de nuestros alumnos adquieran esquemas de conocimientos que les permitan ampliar sus experiencias dentro de lo cotidiano y acceder a sistemas de mayor grado de integración a través de procesos de pensamientos específicos dirigidos a la resolución de problemas en los diferentes sectores de la realidad.

Esta valoración debe ser entendida y apropiada por nosotros los docentes no solo cuando abordamos la selección de los contenidos conceptuales, si no también en el quehacer o procedimientos matemáticos que deben hacer los niños y en las actitudes, normas y valores frente a la adquisición de los mismos que tienen que construir los alumnos.

El pensamiento matemático:

En este punto es conveniente que el docente se pregunte cuando los niños comienzan aplicar el pensamiento matemático.

Algunos sostienen que esto se da en el momento que el estudiante hace su ingreso en la escuela primaria. Otros, en cambio dicen que los aprendizajes  de iniciación al conocimiento matemático que los niños  lo realizan en e Nivel Inicial y otros contextos  de aprendizaje, son producto de muchos de los conocimientos  que los pequeños aprenden ” sin escuela ” gracias a los juegos y acciones que realizan  sobre objetos próximos,  al intercambio personal con adultos significativos, a la interacción con medios audiovisuales y gráficos, o por el contacto directo que lo circundan.

Un  ejemplo concreto de este hecho es cuando un niño va a comprar en una tienda, él sabe cuanto cuesta el producto, cuanto le queda, nos damos cuenta que la matemática esta en la vida cotidiana antes de que los niños puedan contextualizar los números antes de ingresar a la escuela.

Nos damos cuenta que los niños construyen  espontáneamente conocimientos numéricos  como ” herramientas” y/o ” recursos” para resolver situaciones de su vida cotidiana ( Aprendizaje significativo ).

Sin embargo… el número como “objeto de conocimiento” en si mismo, el ” sentido del número”, su formulación simbólica, sus propiedades – entre otros aspectos- forman parte de un aprendizaje que requiere  ser enseñado ( Aprendizaje  escolar  mediante el docente ).


10 de marzo de 2009 | Autor: Mabel Gutierrez | Planificaciones especiales en el aula de clase
Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.