El cuento para los niños pequeños con discapacidad auditiva


El cuento leído  o contado para todo niño es un momento especial, en el caso del niño sordo solo debe ser utilizado para actividad recreativa y nunca para fortalecer el lenguaje.

Al niño con dificultad auditiva se puede utilizar distintas modalidades lingüística:

  • lenguaje oral
  • lenguaje de señas
  • lenguaje oral y señas de L.S.E
El cuento debe ser dramatizado durante toda la narración, de esa forma el niño puede ir comprendiendo paso a paso el desarrollo del mismo
Para contar el cuento se debe contar con el siguiente material:
  • Las laminas deben tener una secuencia y colores llamativos
  • Debe ser un tema que sea del interés del niño o que sea comprensible.
  • Debe ser contado con lenguaje sencillo  o adaptarlo a un lenguaje sencillo.
  • EL cuento debe ser corto para que capte la atención de los niños de 3 a 4 años.
  • A medida que los niños sean más grandes el cuento puede ser más largo y con láminas igualmente sencillas.
  • Si el libro elegido tiene varias láminas, tratar de seleccionar las necesarias para el cuento.
  • Por adelantado debemos seleccionar lo que vamos a decir en cada lámina para no equivocarnos o improvisar.
  • Se debe redactar con palabras conocidas
Pautas que se deben tomar en cuenta en el momento de narrar el cuento:
  • Sentarse frente al niño o en un lugar que sea visto con facilidad
  • La luz debe iluminar tu rostro para que los niños vean con claridad los movimientos de tus labios
  • Repetir las primeras oraciones para que puedas captar la atención del niño
  • Dramatizar lo que indica cada lámina
  • Permitir que los niños se tomen el tiempo prudente para poder observar la lámina
  • Observar los gestos de los niños al ver el contenido de la lámina
  • Repetir la misma actividad en cada lámina
  • reforzar los balbuceos o gestos de los niños
  • Al terminar el cuento, repetir todo con mayor rapidez
  • Aprovechar y fortalecer las actitudes de los niños, como imitar al docente, dramatizar  los personajes de las láminas.
  • Para fortalecer la dramatización de los niños, se pueden utilizar disfraces relacionados a los personajes del cuento
  • Se pueden utilizar en la dramatización, títeres, muñecos o lo que los niños les llame más la atención.
  • Recuerde acompañar cada palabra con la acción que represente
  • Mantener el cuento en sus manos y luego pasarlo a los niños que lo manipulen

16 de agosto de 2011 | Autor: Mabel Gutierrez | Proyectos de aprendizajes

Los comentarios están cerrados.